0

Carrito

Análisis de la Holga

By 6 marzo, 2013junio 19th, 2018Fotografía

A pesar de su simpleza y de su poca fiabilidad, esta cámara se ha convertido en un referente entre las “toy cameras” o cámaras de plástico. Quizás haya sido precisamente por eso que sea tan popular, por lo sencilla que es. Solo hay que  elegir entre “soleado” o “nublado”, calcular la distancia hasta el objeto a fotografíar ajustando la escala que aparece en la cámara, mirar y apretar el disparador.

Apareció por primera vez en China en 1982, era de formato medio y recibió el nombre de “ho gwang” que en chino significa “muy luminoso” (creo que es ironía ya que yo no suelo atreverme a coger la holga en días pocos soleados o con carretes con un ASA de 100 o menos, pero para gustos…)

Fotos tomadas con un carrete de Lomography x-pro 200 y una cámara Holga

Igual que pasó con la Smena o la Lubitel en Rusia, en China la Holga fue la cámara popular, por su sencillez y su bajo coste, era una oportunidad perfecta para experimentar con el formato medio sin gastar demasiado. Fue una cámara apta para todo el mundo. Esto en realidad es como todo, lo que ahora es innovador y lleva tu amigo el hipster en su momentos era una cámara familiar.

Cuando quisieron exportar la cámara a occidente le cambiaron el nombre a Holga (de agradecer) y se hizo popular entre fotografos que apreciaban su bajo coste, falta de precisión y fugas de luz. Ahora el fotógrafo podía experimentar con lo que se había considerado siempre “fallos de la cámara” y verlos de una forma creativa.

Fotos tomadas con un carrete Rollei Crossbird 200 (procesos cruzados) y una cámara Holga

Cómo vemos a diario, las cámaras de plástico están a la moda, para bien o para mal, ya sea para odiarlas y criticarlas o para rendirle culto y ver en los destellos  y en las fugas de luz al supuesto artista que llevamos dentro.

Sea como sea, es una cámara que ha ido experimentando variaciones en sus modelos y ahora cuenta con varios accesorios que le aportan gracia a la cámara desde lentes ojos de pez, flashes de diferentes tamaños, hasta filtros de colores. Que sí, que esta cámara no tiene gran cosa, que los filtros son trozos de plásticos de colores, que lo se, pero ¿y lo poco que pesa la cámara? Para mi ese es un punto muy a favor de esta cámara, cuando te acostumbras a llevar reflex colgadas al cuello (más si son cámaras rusas) y luego coges una de estas de plástico agradeces lo ligeras que son (aunque claro, no agradeces el error de paralaje o ¿podría decir fotografía experimental sin cabezas?)

Foto hecha con un carrete x-pro 200 de Lomography y una cámara Holga

Para mí la Holga tiene un efecto caracteristico que por sí sola le da a la imagen y es el estilo nostalgico que intentan a menudo imitar con Instagram y demás programas modernos. Este estilo se consigue porque la lente es de plástico de mala calidad y a veces algunas zonas quedan borrosas. Otra característica es el viñeteado que le da a las fotos, ese efecto tunel que se debe a que la cámara no reparte la luz en toda la foto dando más intensidad a lo que esté en el centro de la foto.

Foto hecha con un carrete x-pro 200 de Lomography y una cámara Holga. Doble exposición.

Con esta cámara puedes apretar el disparador todas las veces que quieras lo que permite hacer múltiples exposiciones y nos deja experimentar con el fotograma. También cuenta con la opción de hacer fotos en “modo B” o “modo bulbo” pudiendo dejar el disparador apretado el tiempo que deseemos para conseguir así una mayor exposición.

Ahora mismo si queremos comprarnos una Holga vamos a encontrar mucho modelos desde la orignial de 120 mm, con flash incorporado, adaptaciones de 110 o 35 mm, pinhole, black corners, 3D Stereo, Twin Lens, etc. Hay tantas variaciones y colores de la cámara como caracteristicas personales del fotógrafo. Con seguridad se pueden conseguir a través de ebay, etsy, foto r3, sales de plata o Lomography.

Os dejo este grupo de flickr con más fotos hechas con esta cámara por si quereis seguir curioseando.

También esta web para los fans de Holga www.holgaspain.com

Como curiosidad os comento que el fotógrafo David Burnett ganó un premio en 2001 por una foto tomada con una Holga al vicepresidente norteamericano Al Gore. Así que ya sabeis, que no os limiten las características técnicas de la cámara, lo importante es salir a hacer fotos.

Foto de David Burnett a Al Gore hecha con una Holga

 

Velvia

Author Velvia

Aficionada a los mercadillos, a las cámaras analógicas y a las series pasadas de moda. Lo que viene a ser el mundo viejuno. Aquí me podréis encontrar en Google+

More posts by Velvia

Danos tu opinión